La Xunta demanda al Ayuntamiento por ampliar la Escuela Infantil en 2006 sin autorización y en contravención a la normativa

El gobierno de González Solla (PP) ha destinado 319.000 euros para ampliar el colegio con dos aulas sin autorización. La Xunta actuó con el cambio de gobierno local en 2015.

El Ayuntamiento ha anunciado el inicio de un expediente sancionador por parte de la Xunta de Galicia en relación al funcionamiento de dos aulas de la Escuela Infantil Municipal. La decisión de la administración autonómica afecta a 29 plazas en un centro que cuenta con 111 y tiene una alta demanda de matrícula.

Entre 2015 y 2018, coincidiendo con el cambio de gobierno en el Ayuntamiento de Ponteareas, la Xunta realizó dos inspecciones y el pasado mes de diciembre abrió un expediente sancionador por las obras de ampliación de dos aulas llevadas a cabo por el gobierno de la Alcaldía González Solla (Partido Popular) en 2006 y 2007. Estas obras, con un coste de 319.000 euros, se realizaron incumpliendo la normativa vigente para este tipo de centros y las aulas se abrieron sin autorización de la Xunta. Ahora la administración autonómica abre el caso, califica de grave la infracción y propone una sanción de 3.001 euros.

Para la concejala de Bienestar Social, la nacionalista Verónica Carrera, lo ocurrido es muy grave. “Como consecuencia de la desastrosa gestión de ese gobierno, se desperdiciaron 319.000 euros en obras de ampliación que no cumplían con la normativa vigente en ese momento y ahora no se pueden destinar a esa incompetencia”. Por otro lado, la concejala considera “curioso y extraño que la Xunta haya realizado inspecciones de esta obra y aulas desde 2015, cuando se produjo el cambio de gobierno local”.

Verónica Carrera señaló que “el gobierno municipal investigará lo ocurrido y quién es el responsable directo de que en 2006, con González Solla como alcalde, se realizaran obras en la Escuela Infantil incumpliendo la normativa y sin autorización. Es necesario despejar responsabilidades para invertir 320.000 euros en obras que ahora no se pueden utilizar ”, ha añadido la concejala de Bienestar Social.

Para adecuar las obras a la legalidad y obtener la autorización de la Xunta para el uso de las aulas, los informes emitidos por los servicios técnicos municipales indican que se deberían invertir 350.000 euros y obras que obligarían a cerrar todo el colegio durante un período de tiempo. curso. El concejal de Bienestar ha explicado que “por el momento se decidirá mantener el funcionamiento del resto de la Escuela y estudiar otras alternativas de futuro para atender la demanda existente”.

Carrera también lamentó la falta de apoyo de la Xunta a la Escuela Infantil Municipal: “de los 577.000 euros que nos cuesta este servicio, el Ayuntamiento asume casi el 90%, las familias el 6,5% y la Xunta sólo el 5,9%, es decir, menos incluso con familias. Además de aportar porcentajes ridículos, ahora deciden cerrar parte de la escuela.


Ponteareas.es

prensa ponteareas.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba