Comienzan las obras de sustitución del crucero Casas Novas averiado en un accidente de tráfico

  • El crucero, tras ser rehabilitado, abrirá una nueva ubicación para evitar la proximidad a la carretera y asegurar su conservación.
  • El traslado fue autorizado por la Dirección General de Patrimonio, a raíz de la solicitud realizada por el Ayuntamiento en respuesta a una solicitud de la Asociación de Vecinos.

La Concejalía de Urbanismo y Patrimonio Histórico, que gestiona el concejal Xaquín Moreda, acaba de iniciar las obras de reposicionamiento del crucero Casas Novas en la parroquia de Mourente, pues ya ha obtenido la autorización de la Dirección General de Patrimonio para instalarlo en una nueva ubicación.

Esta pieza patrimonial catalogada había sido dañada por el impacto de un vehículo en abril de 2017, rompiendo el eje y siendo removida a riesgo de que el capital se precipitara al suelo. Desde el accidente, además de la restauración de la pieza también se puso sobre la mesa, por parte de la Asociación de Vecinos, la necesidad de colocarla en un lugar más alejado de la carretera, con el fin de evitar más percances y asegurar su correcta conservación. Posteriormente, el Ayuntamiento había iniciado trámites ante la Dirección General de Patrimonio para obtener la correspondiente autorización para trasladar el lugar del crucero, que finalmente se concedió pero condicionada a que el crucero se mantuviera en la misma zona. Para cumplir con este requisito, un vecino cedió parte de una finca privada, ubicada a escasos metros de la ubicación original.

Una brigada municipal, que está llevando a cabo parte de esta obra, acaba de retirar la roca que sirvió de base al paso de acera donde se ubicaba, dejando el espacio dispuesto y creando un recorrido peatonal más accesible y seguro. Por el momento, están preparando la propiedad donde se instalará el crucero, que, a su vez, está siendo restaurada por una empresa especializada en trabajos arqueológicos.

Cabe recordar que la sustitución de la cruz de Casas Novas se suma a la rehabilitación de la cruz del atrio de la iglesia también en la parroquia de Mourente, que se llevó a cabo en el otoño de 2019. En este caso, también se recuperó el Pendiente original de la cruz., los tres escalones del zócalo, ya que el primero de los escalones quedó enterrado por la capa de asfalto del atrio de la iglesia. Además, el Ayuntamiento había solicitado autorización a la Dirección General de Patrimonio para un pequeño viaje hasta el lugar del crucero, pero manteniéndolo dentro de la misma zona. Al final de las obras, el barrio había colocado dentro del sótano una “cápsula del tiempo” con un documento que contenía el ‘hito’ tanto de la recuperación del aspecto original como del desplazamiento.




Concello de Pontevedra

Ana Cabaleiro www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba