Bienestar Social inicia el curso que permitirá formar y ofrecer trabajo en el ámbito de la ayuda en el hogar a 10 personas con dificultades de inserción laboral

  • El concejal socialista Marcos Rey asiste a la jornada inaugural de esta actividad formativa, que tiene lugar en la Casa Azul en colaboración con la Fundación Formavigo y la firma Idades
  • El curso tendrá una duración total de 28 horas, 16 teóricas y 12 prácticas, y una vez finalizado, dará la oportunidad de trabajar para el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAF) pontevedrés.

Dotar a sus alumnos de nociones básicas de carácter preventivo y asistencial para la atención domiciliaria de personas que puedan tener déficits de autonomía no limitativos en los ámbitos sanitario, social o emocional es el principal objetivo del curso que la Concejalía de Bienestar Social acaba de poner en marcha en la Casa. Azul en colaboración con la Fundación Formavigo y la firma Idades, que presta el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAF) en el municipio de Pontevedra. La actividad formativa, que tendrá una duración total de 28 horas (16 teóricas y 12 prácticas) ofrece a un grupo de 10 personas en situación de vulnerabilidad y con dificultades para incorporarse al mercado laboral no solo las herramientas para atender profesionalmente a las personas mayores, sino También la oportunidad, al finalizar los cursos, de prestar sus servicios en la SAF Pontevedra.

El concejal de Bienestar Social, Marcos Rey, ha asistido esta mañana a la jornada inaugural del curso, “que tiene como objetivo proporcionar una formación básica y de calidad a ciudadanos desempleados en riesgo de exclusión social; ofrecerles un trabajo y mejorar su empleabilidad, y prevenir y compensar la pérdida de autonomía de nuestros mayores, brindándoles ayuda para realizar las actividades de la vida diaria y mantener el espacio doméstico en condiciones adecuadas de vida ”. Así, los beneficiarios fueron seleccionados en base a los criterios de prioridad marcados por los Servicios Sociales municipales, firmando un convenio de prácticas con la empresa Idades, que incorporará alumnos por etapas para cubrir el total de plazas. Esperamos que todos o la mayoría acaben siendo contratados para colaborar con el Ayuntamiento de Pontevedra en la prestación de la SAF ”, ha manifestado el alcalde socialista.

Un trabajador social con una dilatada experiencia en el ámbito de la atención domiciliaria, y en concreto la atención a las personas mayores, es el encargado de impartir esta actividad formativa. Además, un coordinador se encarga de orientar las acciones del curso, evaluar a los estudiantes y monitorear sus prácticas.

Las habilidades que los estudiantes adquirirán en el curso incluyen: atención personalizada en la realización de las actividades básicas de la vida diaria en su propio hogar; atención a las necesidades de carácter doméstico y habitacional que afectan y ayudan a mejorar el entorno de los usuarios y sus familias; apoyo en la realización de otras actividades necesarias de la vida diaria y trámites administrativos, judiciales o similares urgentes; seguimiento de las intervenciones y / o cuidados necesarios en el ámbito de la salud, y actividades de acompañamiento, socialización y desarrollo de hábitos saludables.

El curso constará de tres partes: una entrevista personal con los beneficiarios para tener información sobre sus conocimientos previos, fortalezas y debilidades; una parte teórica, que se desarrollará presencialmente en la Casa Azul siguiendo los protocolos Covid-19, y una parte práctica, en la que se trabajará para acompañar a otro trabajador que presta servicios en el Servicio de Ayuda a Domicilio. Como ha subrayado Marcos Rey, “en esta crisis que vivimos, tanto en el ámbito sanitario como en el laboral y económico, este proyecto servirá para encontrar empleo a un grupo de 10 personas en situación vulnerable, con especial dificultad para llegar al inserción laboral y riesgo de exclusión social ”.

En su opinión, “la SAF es un recurso imprescindible de las políticas sociales, especialmente en la situación actual y con el aumento del envejecimiento de la población, que demandan una atención profesional de las personas en situación de dependencia en sus propios domicilios, en forma básica e instrumental. actividades de la vida diaria. que les faciliten la permanencia en su entorno habitual, evitando su aislamiento y facilitando su autonomía ”.




Concello de Pontevedra

Jesús Iglesias www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba