Programa de fiestas una Cabalgata deconstruida por el casco urbano y las parroquias

El martes 5 de enero Melchor, Gaspar y Baltasar visitarán todas las parroquias y todos los barrios y el centro de la ciudad de 11.00 a 21.00 horas, con una procesión que circulará lentamente pero que no parará ni repartirá dulces.

La Concejalía de Fiestas que dirige Carme da Silva tiene todo listo para recibir a los Reyes Magos del Oriente el próximo martes 5 de enero, en perfecta seguridad sanitaria, como lo exigen los tiempos. El Departamento ha estado en contacto directo con los Reyes para que los niños de Pontevedra puedan verlos, aunque en esta ocasión no se podrá realizar la tradicional recepción real del Pazo de Mugartegui o la Cabalgata, por lo que pide a los niños que envíen tanto antes de las cartas a sus majestades de Oriente.

La Concejalía de Fiestas tiene previsto realizar una Cabalgata deconstruida por zonas rurales y urbanas. En ambas zonas, los Reyes Magos estarán en las calles y carreteras de 11 a 21 horas (con una breve parada en el almuerzo para que sus Majestades recuperen fuerzas).

En el campo, Melchor, Gastar y Balthasar irán en coches escoltados por la Policía Local que sonarán sus sirenas para avisar a los niños del campo que los Reyes están en la zona. La procesión hará un recorrido matutino por las parroquias de Alba, Verducido, Santo André y Santa María de Xeve, Monte Porreiro, Bora, Campaó, Cerponzóns y Lérez. Por la tarde, a partir de las 16.00 horas, estarán en las parroquias del sur: Canicouva, Ponte Sampaio, Lourizán, Marcón, Mourente, Salcedo y Tomeza.

La comitiva real no se detendrá (sino que irá a baja velocidad) ni repartirá caramelos como en la tradicional cabalgata urbana, pues no está permitido por las autoridades sanitarias.

En la ciudad

En la ciudad, Melchor, Gaspar y Balthasar caminarán por todas las calles y barrios sentados en sus tronos hechos específicamente para esta ocasión, de 11 a 21 hs. Al igual que en las parroquias serán escoltados por la Policía Local que hará sonar sus sirenas avisando que sus majestades se acercan.

La procesión circulará a un ritmo muy lento pero no se detendrá en ningún momento ni repartirá dulces, como es tradición.

Con esta Cabalgata deconstruida, la Concejalía de Fiestas pretende que todos los niños de Pontevedra puedan ver a la gente tan esperada y que tengan la garantía de que el día 6 tendrán los regalos en sus casas porque Melchor, Gaspar y Baltasar no se han olvidado de Pontevedra. .




Concello de Pontevedra

Anxeles Pereira Costas www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba