Imagen de WhatsApp 2021 10 07 a las 12.56.41 Imagen de WhatsApp 2021 10 07 a las 12.56.41

El informe sobre el estado de salud de los 112 árboles de la Alameda motiva la tala urgente de 4 ejemplares y la planificación de podas de seguridad en 77

  • El Estudio de Evaluación Avanzada de Riesgos impulsado por Desarrollo Sostenible permite tener el primer inventario digital con el ‘historial médico’ de los árboles
  • Además de la tala, el catálogo elaborado por Arbogal mediante Visualización Técnica (VTA) y el uso de resistografía recomienda realizar otras 44 acciones con alta prioridad.

Evitar en lo posible la sobrecarga del terreno con grandes eventos festivos para no dañar el sistema radicular de los árboles, ejecutar inmediatamente la tala de cuatro ejemplares con defectos severos y alto riesgo de caída y realizar podas de seguridad y saneamiento de otros 77 Mejorar su estado de salud actual y minimizar riesgos son las principales actuaciones recomendadas en la Alameda de Montero Ríos en el informe elaborado por la firma especializada Arbogal tras la realización de un ‘reconocimiento médico’ en profundidad de los 112 árboles del parque de Pontevedra. Los resultados de este Estudio de Evaluación Avanzada de Riesgos, que incluyó, entre otras pruebas exhaustivas, una Visualización Técnica de Árboles (VTA) y el uso de resistografías en 33 árboles que plantearon dudas o tenían lesiones internas (dispositivos que miden la resistencia a la penetración y permiten conocer precisamente posibles ‘vicios ocultos’), fueron presentados hoy en la Sala de Prensa del Teatro Principal por el concejal de Desarrollo Sostenible y Medio Natural, Iván Puentes, quien anunció el inicio inmediato de las labores de poda y poda más urgentes (realizadas esta mañana ).

Según Puentes, quien estuvo acompañado por el titular del Servicio de Parques y Jardines, Manuel Fontán; el gerente de Arbogal, Faustino Meis, y el ingeniero técnico forestal Rubén Caldas, el informe también recomienda que se realicen podas de capacitación en los ejemplares más jóvenes y en desarrollo, para evitar problemas futuros; la sustitución y colocación de nuevos anclajes dinámicos para árboles que lo requieran; el VTA revisión de especímenes cada 2-3 años para evaluar su respuesta a las acciones tomadas y anual para aquellas más peligrosas e instrumental análisis de especies con posibles peligros, troncos o ramas con cavidades, podredumbre o heridas internas para tratar de determinar el alcance de estas heridas ”. “En cuanto a los grandes ejemplares ubicados en el perímetro de la Alameda, de cara a la calle -afirmó el alcalde socialista- Arbogal aconseja su revisión y poda anual, para evitar que tanto los propios árboles como algunos brazos o ramas más grandes si sobredimensionan, ganen demasiado ‘vela’ o demasiado peso en sus extremos.

De los 112 árboles inventariados en este estudio e identificados con una placa con su número correspondiente, 56 son plátanos de sombra (platanus hispanica), 25 robles comunes (quercus robur), 20 tilos comunes (tilia plathypyllos), 8 robles rojos americanos (quercus rubra) y 3 chopos blancos (gente blanca). Según ha indicado la concejala de Desarrollo Sostenible, “los únicos cuatro ejemplares con grave riesgo de colapso, para los que se ha establecido un nivel de prioridad urgente o muy alto y, en consecuencia, la necesidad de tala inmediata fueron los siguientes: un tilo próximo al Palco da Música con heridas radiculares por implantación de dos focos en el suelo pegados a 10-15 cm del cuello del árbol, con muy poca vitalidad, una regresión difícil de curar, muchas ramas secas y hongos saprofitos; un roble común ubicado a la altura del Cafetín con muchos hongos, madera en mal estado y un brazo muy seco y dañado, y dos chopos blancos adyacentes a la escalera del monumento a los Héroes de Ponte Sampaio, uno con importantes grietas, muchas signos de estrés y protuberancias en la zona del cuello, y otra con copa muy densa, efecto ‘vela’ alto, inclinación marcada, signos de andar descalzo, protuberancia bastante marcada y bolsas de aire en el sistema radicular.

Poda de seguridad y reducción y anclaje dinámico

El estudio realizado por Arbogal también apunta a la necesidad de 44 acciones con un alto nivel de prioridad, es decir, sin dejar pasar demasiado tiempo, ya que algunos de los problemas o defectos podrían agravarse, y otras 46 con una prioridad media, interviniendo de forma progresiva. durante un período de 2-3 años para mejorar el estado de los ejemplares y poder conservarlos sin suponer un riesgo futuro. Además, se proponen otras 17 acciones de baja prioridad, en las que las intervenciones se pueden realizar con mayor flexibilidad y que están asociadas a todos los ejemplares jóvenes del parque. Estas intervenciones incluyen poda de seguridad y reducción, análisis instrumental, instalaciones de anclaje dinámico y revisión y reemplazo de cables.

El conjunto de plátanos en la parte suroeste de la Alameda presenta problemas derivados de la longevidad de los ejemplares, con pudrición de tejidos y cavidades en zonas sensibles a árboles (inserciones de los brazos principales y cruce de los mismos). El informe concluye que los problemas de fragilidad y rotura de ramas de ejemplares maduros deben sumarse a la presencia de cuerpos fructíferos de hongos en algunos casos, que debilitan la resistencia mecánica de la madera colonizada y generan diferentes tipos de podredumbre.

“Se detectó en diferentes brazos principales y ramas secundarias de algunos árboles – dijo Iván Puentes – la presencia de un hongo llamado ‘Phelinus punctatus‘, bastante común en entornos urbanos, que puede provocar roturas en ramas y troncos deteriorados y fisiológicamente debilitados, así como necrosis evidente. También se detectó en menor medida la presencia de antracnosis del plátano de sombra (‘Apionomía veneciana‘), lo que provoca un debilitamiento del árbol que, si no se hace nada para aliviarlo, puede acabar en la muerte del ejemplar.

Los expertos de Arbogal aconsejan evitar la poda drástica y optar por hacerlo en las puntas de las ramas, donde se ubica precisamente la antracnosis, despejar bien las puntas para que haya buena aireación, recoger las hojas de otoño y quemarlas y, si es necesario, tomar realizar un tratamiento fungicida (si el ataque hubiera sido severo habría que repetirlo dos o tres veces a lo largo del año).

Excesiva compactación do chan

Iván Puentes afirmó que «si nos centramos en el parque de la Alameda en su conjunto, el mayor problema de los árboles está asociado a la excesiva compactación con su suelo». “El hecho de que hayan igualado el cupo en todo el parque ha significado que se haya agregado terreno tipo ‘xabre’ en algunas áreas y la reducción de la cuota en otras. El problema de un suelo compactado es que se generan cambios en las condiciones de desarrollo de los sistemas radiculares -aclaró el socialista-, al reducir la cantidad de agua que se infiltra en el suelo, el intercambio de gases y la reposición natural de nutrientes, aumentando el estrés de los árboles y haciéndolos más susceptibles a plagas y enfermedades ”.

El informe también es contundente en relación a los hechos que se producen a lo largo del año en el Parque de la Alameda y que «continuamente han provocado diferentes tipos de daños al sistema radicular». “Al problema de la compactación y la ausencia de macroporos -afirma el documento de conclusiones de Arbogal- hay que sumarle la instalación de diferentes stands feriales, ya sean de juegos, tómbolas, atracciones o puestos de comida. Observamos daños en cuello y tronco por estos eventos en varios árboles, con heridas que sirvieron de puerta de entrada a diversos hongos patógenos, que aprovecharon el debilitamiento para colonizar tejido vascular y provocaron necrosis en tejidos e incluso cavidades en sus cuellos.

Problema que también se observó a nivel de copa, encontrándose daños por estrangulamiento debido a alambrado que se colocó hace años en diferentes ramas y nunca cambió, provocando daños importantes en las ramas principales de algunos árboles. Entre las aficiones mecánicas que produce el hombre se encuentran también las diferentes luminarias que se han instalado en la base de los árboles más distinguidos, a escasos centímetros del cuello, poniendo un foco a cada lado del tronco de estos ejemplares.

Una aplicación con todas las fichas

La concejala de Desarrollo Sostenible destacó que cada árbol analizado tiene su propio archivo descriptivo de VTA, con las respectivas acciones recomendadas y grado de prioridad, “en una aplicación de gestión de Eva (en el enlace https://eva.arbogal.com) para el visionado del personal del Ayuntamiento y la planificación del cronograma de intervenciones que se establecerá para las medidas a largo plazo ”. “Este es el primer inventario digital con el ‘historial médico’ de los árboles de la Alameda y será una herramienta muy útil para evitar caídas de ejemplares”, dijo el alcalde.





Concello de Pontevedra

Jesús Iglesias www.pontevedra.gal

Fuente

Deja un comentario