El Ayuntamiento reordenará el uso del espacio público en las calles de O Baratillo y Cortiña Vella tras la finalización de las obras en San Roque

El Ayuntamiento reordenará el uso del espacio público en las calles de O Baratillo y Cortiña Vella tras la finalización de las obras en San Roque

La propuesta pasa por la peatonalización del tramo comprendido entre la Fonte do Baratillo y la calle Fernández Vega

La Concejalía de Movilidad y Tráfico ha hecho pública su propuesta de reorganización del uso del espacio público en las calles de Baratillo y Cortiña Vella tras la finalización de las obras de humanización de la calle San Roque. La propuesta pasa por la peatonalización del tramo comprendido entre la Fuente del Baratillo y la calle Doctor Fernández Vega.

El concejo que preside Roberto Mera envió al barrio y a los grupos sociales y políticos la propuesta de reorganización del uso de estos espacios en los que se analizan las características de las calles y sus problemáticas. Señala que no existe un recorrido peatonal continuo, seguro y cómodo por lo que las personas que caminan tienen que hacerlo en muchos tramos por las zonas por donde circulan o estacionan los vehículos. El tramo desde la fuente hasta Fernández Vega, así como Cortiña Vella en todo su recorrido, es muy estrecho e impide que esté dotado de aceras y carriles de circulación al mismo tiempo. Además en el Baratillo presenta una gran pendiente que genera riesgos e inseguridad para peatones y vehículos. Por otro lado, el muro perimetral de la fuente del Baratillo, bien de valor histórico y arquitectónico, resiste en muchas ocasiones el impacto de vehículos que provocan daños en ese elemento. El ayuntamiento añade que el tráfico de paso en este tramo del Baratillo es innecesario porque solo puede ir hasta la N-120 y dispone de otras vías alternativas por Perillana y Cortiña Vella.

Precisamente Cortiña Vella será considerada una calle residencial, lo que implica prioridad peatonal en toda la vía y límite de velocidad a 10 km / h, así como la calle San Roque recientemente humanizada. Este límite de velocidad también lo asumen la mayoría de los municipios de la provincia de Pontevedra que, como Ponteareas, se han adherido a la Red Ágora.

Según Roberto Mera, los objetivos de las propuestas son “garantizar y dar prioridad al derecho de las personas a caminar con seguridad y comodidad en una calle que conecta el centro con instalaciones como la Biblioteca, el Museo o el Parque da Perillana”. También se busca reducir el uso de vehículos de motor en el centro de la ciudad, limitándolo al tráfico de necesidad y evitando el puro confort. La reducción del tráfico supone una menor contaminación atmosférica y acústica, una mayor seguridad vial y, en este caso, la protección de un inmueble catalogado como la Fuente del Baratillo. La peatonalización de un tramo de la calle Baratillo es también una previsión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Ponteareas elaborado por técnicos de movilidad, que se suma también a los objetivos del Pacto de Alcaldes por el Clima y los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

La propuesta ha sido sometida a la consideración de vecinos y usuarios de garajes, actividades comerciales, taxistas y otros grupos sociales que pueden presentar sugerencias o solicitar más información hasta el miércoles 5 de febrero.


Ponteareas.es

prensa ponteareas.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario