El Ayuntamiento exige que la Xunta repare la carretera que atraviesa la parroquia de Lourizán

  • Quejas de muros de contención mal mantenidos, pavimentos rotos y grandes grietas, y la ausencia de pasos de peatones elevados y reductores de velocidad
  • El Ayuntamiento ofrece colaboración económica para dotar a la vía de las normas básicas de seguridad peatonal del barrio de la parroquia

«No es una cuestión de estética ni de pequeños arreglos, es una cuestión de peligro real para los vecinos de la parroquia» ha dicho esta mañana el concejal de Coordinación Rural, Alberto Oubiña en relación a las necesidades de reparación de la carretera comarcal P0- 546 que atraviesa Lourizán. Alberto Oubiña ha anunciado que, ante las graves deficiencias de esta vía, el Ayuntamiento exigirá formalmente a la Xunta de Galicia que se encargue de su reparación y acometa una reforma integral.

El concejal también ha indicado que este requisito se produce después de que la Asociación de Vecinos de Estriceres haya solicitado en varias ocasiones la reparación de la carretera a través del Registro General de la Xunta, sin que hasta el momento haya obtenido respuesta. En este sentido, Alberto Oubiña dijo que el Ayuntamiento está dispuesto a colaborar económicamente con el Gobierno regional para dotar a esta vía de las normas básicas de seguridad peatonal.

Oubiña explicó que la carretera PO-546, que discurre desde la calle Rosalía de Castro en dirección a Marín, soporta un elevado volumen de tráfico, incluido el intenso tráfico de camiones que entran y salen diariamente de la planta de Ence, y que el mal estado de conservación , así como la ausencia de elementos reductores de velocidad, suponen un peligro diario para los usuarios de la vía.

Entre las deficiencias de la PO-546 citó muros de contención deficientes, aceras con pavimento roto y grandes grietas, pasos de peatones insuficientes, pasos de peatones con pintura deteriorada y la ausencia de pasos de peatones elevados y reductores de velocidad. En concreto, mencionó la situación de la acera entre los números 34 y 56 de la Avenida Montero Ríos, que además de no ser lo suficientemente ancha para acomodar a los usuarios en sillas de ruedas o cochecitos, presenta grietas y problemas de mantenimiento. “Parece apoyarse directamente en la espesura”, dijo, en relación al deterioro que está sufriendo este tramo de acera por el margen que desemboca en una pendiente del terreno.

Por último, Alberto Oubiña lamentó que el Partido Popular haya votado en contra en las Cortes la enmienda al presupuesto que presentó el diputado nacionalista Luis Bará para que la Xunta acometa la reforma integral de esta vía. Esperamos que ahora se lo piensen ”insistió Alberto Oubiña, reiterando el ofrecimiento del Ayuntamiento de colaborar económicamente en esta acción.





Concello de Pontevedra

Ana Cabaleiro www.pontevedra.gal

Fuente

Deja un comentario