El Ayuntamiento evaluará el impacto de género en la regulación del teletrabajo

El Ayuntamiento evaluará el impacto de género en la regulación del teletrabajo

  • La Concejalía de Personal contratará un estudio para determinar cómo el trabajo desde casa incide en las desigualdades entre los trabajadores municipales, con el fin de evitar aumentar o abrir nuevas brechas
  • Las conclusiones del estudio se conocerán en febrero y se tendrán en cuenta en la negociación de las bases para establecer el teletrabajo en el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento abordará la regulación y negociación del teletrabajo de los trabajadores municipales desde una perspectiva de género, y para ello realizará un estudio preliminar sobre el impacto que este tipo de trabajo está teniendo en las personas trabajadoras en función de que sean hombres o mujeres. “Evidentemente no vamos a solucionar el problema de la desigualdad laboral de un solo golpe pero lo que no queremos es ahondar en el hueco”, ha dicho esta mañana la concejala de Personal, Carme Fouces. Actualmente, el Ayuntamiento está solicitando presupuestos para el estudio, con el fin de tenerlo terminado a principios de febrero del próximo año.

Fouces explicó que, según el Decreto Ley 28/2020, de 22 de septiembre, las administraciones públicas deben haber establecido y negociado reglas específicas para el teletrabajo en 6 meses. Este reglamento debe considerar el teletrabajo como una forma ordinaria de trabajar, más allá de la excepcionalidad de la situación pandémica. Para centrarse en este reglamento, la concejala de Personal ha dicho que “hay que tener mucho cuidado de que el teletrabajo no venga con retroceso y no sea como un caballo de Troya en cuestiones ya conquistadas y que se pueda vender como paquete de teletrabajo , conciliación y permanencia en casa ”. En ese sentido, insistió en que es necesario prestar especial atención al “colectivo de trabajadores que se incorporaron al trabajo asalariado regulado mucho más tarde, que somos mujeres, y que llevamos muchos años atrás de nuestros compañeros masculinos, porque nuestro El empleo fue mucho más tarde y todavía hay muchas grietas.

Carme Fouces explicó que este estudio “parte de la hipótesis de que el teletrabajo concebido como una forma de trabajo ordinaria traerá un ambiente laboral que puede conducir a un aumento de la desigualdad entre hombres y mujeres, perjudicando sus carreras y relaciones laborales”. . Será sobre esta hipótesis de partida sobre la que se lleve a cabo la investigación para concluir en qué medida es correcta. Para ello, por un lado, se analizará el Ayuntamiento como Administración y, por otro, los puestos de trabajo que se pueden teletrabajar. Tras el análisis, se diseñará un sistema de evaluación del impacto de género en el teletrabajo para sistematizar los resultados del estudio. En cualquier caso, la investigación no entrará en el ámbito doméstico de los trabajadores.





Concello de Pontevedra

Ana Cabaleiro www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario