El Ayuntamiento aplaza el cobro de las tasas de basura y agua y el impuesto de vehículos para las personas que lo soliciten

  • Los primeros tres meses de las tarifas de agua, basura y alcantarillado pueden posponerse hasta el 10 de septiembre a más tardar, previa solicitud en la oficina de Viaqua.
  • Para el impuesto vehicular, el plazo de pago voluntario se extiende hasta el 7 de agosto, previa solicitud al banco para personas con recibo de domiciliación bancaria.

La portavoz del Gobierno, Anabel Gulías, ha informado esta mañana que, como parte del plan de recuperación económica puesto en marcha por el Ayuntamiento de Pontevedra, el denominado Plan Supera, está trabajando “en fórmulas que faciliten o mejoren la gestión y liquidez de las familias de Pontevedra”. En este sentido, Anabel Gulías anunció que se pueden postergar los primeros tres meses de las facturas de agua, basura y alcantarillado, así como el recibo del impuesto vehicular.

La portavoz del gobierno explicó que el aplazamiento de estos recibos “será global, es decir, no está destinado a sectores económicos sino que está destinado a todos y cada uno de los vecinos que lo soliciten”. Dijo que “tomamos esta medida de forma global porque, como hemos dicho muchas veces, es cierto que hay sectores económicos que lo están pasando especialmente mal pero también hay familias con distintas circunstancias que se complican día a día”.

En el caso de recibos de agua, basura y alcantarillado de los tres primeros meses del año, el plazo de pago es el 10 de septiembre. Hasta esa fecha, el titular del recibo podrá elegir la fecha en la que prefiere abonar los recibos y para ello deberá ponerse en contacto con la oficina de Viaqua en Pontevedra. Las personas que no soliciten ningún cambio seguirán pagando los recibos dentro de los plazos ordinarios.

En el caso del impuesto sobre vehículos (IVTM), el plazo voluntario se amplía dos meses más de lo habitual, por lo que el plazo está fijado para el 7 de agosto. Las personas que deseen cambiar la fecha de pago y que tengan este recibo debitado deben comunicarse con su banco para devolverlo y pagarlo en la nueva fecha elegida. Cabe recordar que la domiciliación bancaria está prevista para el 6 de mayo.

Anabel Gulías también recordó que el Ayuntamiento tiene previsto aplicar una bonificación en la tarifa de vigilantes, y aseguró que el cobro de esta tarifa se aplazará hasta después del verano (normalmente se cobra en julio). Explicó que la postergación de la tasa de vigilantes viene determinada por la necesidad de conocer la evolución de las restricciones derivadas de la situación sanitaria que afecta a la hostelería, a partir de la cual se aplicará la fórmula de bonificación que mejor se adapte a los diferentes casos, como periodos de cierre o las aperturas parciales




Concello de Pontevedra

Ana Cabaleiro www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba