Entra en funcionamiento la peatonalización de O Baratillo y se abre al tráfico San Roque como calle residencial

La Concejalía de Movilidad que encabeza Roberto Mera informó hoy la entrada en funcionamiento de la peatonalización de la calle Baratillo y la apertura al tráfico de la calle San Roque. Estas actuaciones se completan con la calle Cortiña Vella, a la que solo pueden acceder los vecinos y vecinos autorizados de esta calle y San Roque.

Con esta reorganización de la movilidad en esta zona, el tráfico de paso procedente de la calle Braña, que discurre por la parte trasera de la Plaza de Abastos y la Biblioteca y Museo Municipal, debe continuar por la calle Perillana y salir por la Avenida de Castelao. El primer tramo de la calle O Baratillo, desde la Biblioteca hasta la fuente, se convierte en un callejón sin salida destinado hoy al acceso a las cocheras y única actividad comercial existente en el lugar. No será posible conducir desde la fuente excepto para vehículos autorizados.

La Concejalía de Movilidad explica que la subida al Baratillo solo puede ser utilizada por personas que utilicen el garaje existente en la zona intermedia de la costa. En días feriales y de mercado, siempre que se celebren puestos alrededor del auditorio, también podrán subir por la costa del Baratillo los vehículos autorizados a entrar en la zona peatonal de Esperanza y República Argentina y los vecinos de los talleres Ferreiros y A Calexa. Los sábados por la tarde y domingos, con la peatonalización del centro de la ciudad, los vehículos autorizados podrán acceder a todas estas calles por Braña y Fernández Vega, rodeando el auditorio.

Por otro lado, la calle San Roque se abrió a la circulación de vehículos tras el fin de su humanización. Esta vía, que une la Calle Ferreiros con la Avenida de Castelao, es ahora una calle residencial, preferentemente peatonal y con un tramo en un único andén por el que deben circular los vehículos a 10 km / hy respetando la preferencia de los peatones.

Roberto Mera recordó que estas acciones tienen como objetivo reducir sustancialmente el tráfico en el centro del pueblo, limitando el movimiento de vehículos a quienes realmente lo necesitan por motivos justificados. Mera explicó que “el Ayuntamiento está comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que impulsa la ONU para reducir las emisiones de CO2, el ruido y la inseguridad vial, recuperando espacios para las personas, promoviendo el caminar y haciendo del entorno urbano un lugar habitable y un espacio de convivencia y convivencia social. relaciones ”.


Ponteareas.es

prensa ponteareas.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba