El Pazo da Cultura corrige los problemas de accesibilidad de la cafetería construyendo nuevos baños

Está prevista una ampliación de la cafetería, entre el cubo de entrada a la sala de exposiciones y la entrada principal al Pazo.

Esta construcción también dará mayor independencia a la cafetería, que actualmente permanece cerrada al final de la concesión. El Departamento ya está trabajando en la redacción del nuevo pliego de condiciones para sacarlo a licitación.

La Concejalía de Cultura, liderada por Carmen Fouces, acaba de aprobar una pequeña reforma de las instalaciones del Pazo de la Cultura para dar mayor independencia a la cafetería-restaurante del edificio y solucionar sus problemas de accesibilidad. Se trata de poner en funcionamiento dos baños para uso exclusivo de los clientes del establecimiento hotelero, lo que permitirá que estas instalaciones funcionen de forma independiente del resto del Pazo.

La cafetería cuenta con dos baños un piso más abajo a los que se accede únicamente por escaleras, situación que viola las normas de accesibilidad de las instalaciones del hotel. Además, también utiliza los baños del propio recinto cultural, por lo que los clientes del bar tienen que pasar por una parte de las instalaciones para poder acceder a ellos.

En situación de pandemia, el uso de las instalaciones del Pazo da Cultura está sujeto a un protocolo de contingencia de Covid muy estricto que impide su uso por parte de los clientes de la cafetería. Además, en muchas ocasiones tendrán que permanecer cerrados aunque el bar esté abierto.

Para solucionar esta situación y dar más independencia a la cafetería, la Concejalía de Cultura ha acordado realizar una obra menor valorada en 43.000 euros, para dotarla de baños independientes al recinto cultural. El objetivo es construir un anexo entre el cubo (acceso a la sala de exposiciones) y la entrada principal al Pazo da Cultura, junto al muro de cierre. Se trata de un edificio al que solo se puede acceder desde la cafetería, que no chocará con las construcciones actuales y permitirá que el restaurante permanezca abierto aunque el Pazo de la Cultura no lo esté.

También cabe recordar que la concesión pública de la cafetería Pazo da Cultura expiró el pasado mes de diciembre. La intención del Departamento es acompañar el trabajo con la redacción de un nuevo pliego de condiciones para re-emitir la concesión, lo que brindará mejores condiciones operativas.




Concello de Pontevedra

Anxeles Pereira Costas www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba