Unos 45 niños participaron este mes en talleres y campamentos ambientales organizados por Desarrollo Sostenible.

  • A pesar del buen estado de salud de los Lérez, las golpizas que los chicos hicieron en las tablas de paddle surf culminaron con el retiro de cabinas telefónicas, chasis de motos o municiones de armas de fuego.
  • Los artículos recolectados en estos talleres de concienciación ambiental también incluyen tubos de escape, carritos de compras, un remolque, una guitarra, letreros y un casco de motocicleta.

Más de 45 niños y niñas participaron a lo largo de este mes en los campamentos y talleres ambientales gratuitos promovidos por la Concejalía de Desarrollo Sostenible y Medio Natural en colaboración con Carrefour bajo el nombre de ‘Un verano salvando el río Lérez’. Pese al buen estado de salud de los Lérez, en los allanamientos organizados por la escuela de deportes urbanos Fábrica de Cultura Urbana, realizados por estos jueves equipos de limpieza en tablas de paddle surf, se retiraron algunos objetos llamativos como cabinas telefónicas, chasis de motos, tubos de escape, compras. carros, un remolque, una guitarra, tapacubos y repuestos, un casco de motociclista, varias señales de tránsito, máscaras, guantes, zapatos, ropa, cuerdas, botellas y otros materiales plásticos… e incluso municiones de armas de fuego, que fueron entregadas a la Policía Nacional. .

Testigos de los peculiares elementos sacados del río fueron el teniente de alcalde y alcalde de Deportes, Tino Fernández, y el concejal de Desarrollo Sostenible, Iván Puentes, que acudieron a la playa fluvial de Lérez para saludar a los monitores y niños participantes en los campamentos. Fernández destacó el “excelente resultado obtenido en esta experiencia”, en la que la niña mostró “un alto nivel de participación, sensibilización, educación ambiental, cuidado del medio ambiente y responsabilidad”. “Sin duda, subrayó el socialista, superaron cualquier expectativa anterior”.

En este sentido, Iván Puentes felicitó a los niños por la labor realizada en las actividades de protección y puesta en valor del río Lérez, en las que, durante cuatro semanas, se realizaron talleres gratuitos con grupos de hasta diez personas “, que son un ejemplo por todo lo cual ayudará a las nuevas generaciones a tomar conciencia del cuidado del medio fluvial y del medio ambiente ”. “Como suele ocurrir en estos casos, al final tenemos mucho más que aprender de ellos que ellos de nosotros”, dijo el concejal.

El foco principal de los campamentos de verano fue el concepto de ‘plogging’, un deporte promovido desde Estocolmo (Suecia) que combina el deporte con el amor por el medio ambiente. Entonces, mientras salían a hacer deporte, los chicos estaban recogiendo la basura que encontraron. El término es el resultado de la fusión de la popular palabra inglesa “running” y la expresión sueca “plocka upp”, que significa recolectar.

De este deporte surgió el espíritu de los días, diseñando así una actividad deportiva que contribuya a mejorar la salud de nuestros ríos, mares y playas.

Las jornadas se desarrollaron en dos fases: primero, un acercamiento de los grupos a la problemática, con talleres didácticos de sensibilización, para dar sentido y comprender la importancia de la siguiente fase de recolección; y una segunda fase, con rutas de paddle surf a lo largo del río, retirando los plásticos flotantes y residuos de las orillas del Lérez y su entorno fluvial para luego impartir charlas y talleres con el material recogido. Los talleres se llevaron a cabo en la sede de la Fábrica de Cultura Urbana, en 44 Avenida das Corbaceiras.




Concello de Pontevedra

Jesús Iglesias www.pontevedra.gal

Fuente

Actualidad en Pontevedra

Deja un comentario

Ir arriba